Paola Jirón “Necesitamos incorporar los conocimientos situados con enfoque de género en la investigación”

  • En el marco del seminario “Mujeres y ciudades” organizado por la Red de Mujeres por la Ciudad, la directora MOVYT reflexionó sobre el rol de la academia en momentos de crisis y la necesidad de incorporar nuevas metodologías a la planificación urbana del siglo XXI.

Cómo reducir la desigualdad e integrar a la perspectiva de género en la planificación urbana fueron los ejes que se discutieron en el conversatorio “El olvido de lo obvio: las mujeres en la construcción de la ciudad”, que se realizó este jueves en la Facultad de Comunicaciones de la Universidad Católica donde participó la directora de Núcleo Milenio Movilidades y Territorios (MOVYT) Paola Jirón.

La actividad se realizó en el marco del ciclo “Mujeres y Ciudades”, organizado por la Red de Mujeres por la Ciudad y que tuvo como objetivo transformarse en un espacio abierto para el intercambio de ideas, experiencias y propuestas que pretende compartir y articular iniciativas con diversas organizaciones e instituciones relevantes en la ciudad, con el propósito de mejorar la calidad de vida de las mujeres.

El conversatorio partió con la intervención de la mexicana Lourdes García, profesora de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), quien expuso sus hallazgos durante su amplia carrera como investigadora en los barrios marginales de su país, donde puedo conocer de primera fuente las dificultades que se les presentan a las mujeres en materia de movilidad.

Posteriormente, se conformó un panel moderado por Soledad Larraín del Colegio de Arquitectos de Chile, y que estuvo compuesto por Lourdes García, Patricia Retamal de Ciudad Feminista, y la directora de MOVYT, Paola Jirón.

En su intervención, Jirón planteó que el rol de la academia debe cuestionarse en tiempos de crisis social, señalando la necesidad de que su trabajo sea capaz de promover políticas públicas que tengan impacto concreto en la vida de las personas y en solucionar problemas que perpetúen a la desigualdad. En este sentido, argumentó que en el mundo académico “nos están golpeando por todas partes, porque nos están cuestionando si nuestros papers tienen sentido, si el financiamiento que recibimos tiene sentido y si la forma en que hacemos la investigación tiene sentido”.

“Nosotros en MOVYT hace rato que venimos planteando que las metodologías que estamos utilizando tienen que reformularse. No podemos seguir hablando de las mismas técnicas cuantitativas que predominan en el campo del urbanismo. Estamos hablando de teoría urbana del siglo XX para una ciudad del siglo XXI”, agregó Jirón.

Al mismo tiempo, hizo hincapié en la necesidad de incorporar los conocimientos situados con un enfoque de género en las escuelas del país, junto con plantear desafíos en el estudio de “cómo reconocer los distintos conocimientos y ponerlos en diálogos, pero también sobre todo cómo nos situamos nosotras desde el momento de hacer investigación o hacer políticas. Qué rol tuvimos en el momento cuando tuvimos el poder, qué rol tenemos ahora cuando formamos los investigadores futuros”.

También criticó la construcción de barrios como polígonos y llamó a una planificación urbana más inclusiva, que aporte a que las personas con viviendas de tamaño muy reducido puedan tener una mejor calidad de vida a través del enriquecimiento de los barrios (hospitales, áreas verdes, espacios de convivencia y transporte accesible).

Jirón también llamó a incorporar la cultura indígena en la planificación de la ciudad y terminar con la exclusión de estos grupos en la planificación urbana. «Nosotros en Chile estamos negando nuestros orígenes«, señaló, acusando el grave desconocimiento de la tradición mapuche en la región de la Araucanía, ejemplificando con la poca presencia de calles que lleven por nombre elementos propio de su cultura. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *